Santiago(13)

Propósito: Ayudar a los jóvenes y adolescentes a conocer, entender y aplicar los principios bíblicos contenidos en este libro del Nuevo Testamento. Acercamiento educativo: grupo pequeño, acompañamiento espiritual o estudio individual. :: 11 estudios :: Esta epístola no es un tratado de teología, se trata de un libro eminentemente práctico. En él, Santiago nos da claras indicaciones para la vida y la conducta cotidiana y los preceptos éticos y morales. Las normas de conducta aparecen claramente indicadas y expresadas en la carta.

  • 6 - El Uso de Nuestra Lengua
    Por: Felix Ortiz
    Santiago 3:1-12 Santiago desarrolla el tema del uso de la lengua, con su correcta mayordomía. Él relaciona la madurez cristiana (varón perfecto) con la capacidad de refrenar la lengua.

  • 7 - La Auténtica Sabiduría
    Por: Felix Ortiz
    Santiago 3:13-18 Este pasaje pone en contraste dos tipos de sabiduría (la palabra sabiduría tiene aquí el valor de conocimiento o instrucción), la que proviene de Dios y aquella que no proviene de Él.

  • 8 - La Amistad con Dios y con el Mundo
    Por: Felix Ortiz
    Santiago 4:1-10 Santiago ha señalado los conflictos y nos ha dicho que el amor al mundo es la causa profunda de los mismos. Nos señala que la solución pasa por un arrepentimiento y cambio de actitud y conducta.

  • 9 - Las Calumnias y la Autosuficiencia
    Por: Felix Ortiz
    Santiago 4:11-17 A propósito de la calumnia, el diccionario bíblico dice: La calumnia o falso testimonio es condenado por la ley. Los culpables debían sufrir la pena que habían intentado hacer caer sobre la persona calumniada.

  • 10 - El Peligro de la Riqueza
    Por: Felix Ortiz
    Santiago 5:1-12 Santiago utiliza un estilo similar al de los profetas. Podemos afirmar que éste es un fragmento de clara apelación a la justicia social. Él denuncia el descuido económico y la dureza social.

  • 11 - El Poder de la Oración
    Por: Felix Ortiz
    Santiago 5:13-20 Los creyentes deben orar por los enfermos pero no es posible saber si la voluntad de Dios es que haya sanidad. De modo que siempre se debe orar diciendo: "Si es tu voluntad".