David Bautista Polo
Fecha:

Resumen

¿Has pensado en si las cosas que has enseñado acerca de la Biblia son verdaderos consejos prácticos para los que te escuchan o simplemente son palabras?

Contenido

En los últimos meses he escuchado mucho acerca de avivamiento, de que Dios está levantando una generación radical dentro de su iglesia, de que en la actualidad el evangelio se está esparciendo rápidamente, en gran parte gracias a esta nueva generación que no le importa "negarse a sí misma" con tal de que Dios sea conocido en todo el mundo. Yo creo todo esto, creo que en la actualidad es muy popular el querer conocer y servir a Dios, y lo más importante, creo que es un sentimiento genuino dentro del Cuerpo de Cristo; pero hay algo que he visto dentro de la iglesia que creo que se está pasando desapercibido: ¿será que se está enseñando a las personas a vivir una vida cristiana?

Durante el tiempo que llevo en la iglesia me han dicho que debo agradar a Dios, que debo leer la Biblia para conocer los pensamientos de Dios, que debo amar a mi prójimo, que debo compartir mi fe con otras personas, que debo perdonar, que no debo pecar y muchas otras cosas que me imagino ustedes ya conocen (en pocas palabras me motivaban increiblemente), pero nunca me dijeron qué hacer si mi padre algún día llegaba borracho a mi casa, o qué hacer cuando sentía enojo y rencor contra mi madre por nunca haber estado conmigo, o qué hacer cuando decidí dejar de estudiar. Siempre hubo gente que me juzgó por hacer cosas malas, pero nunca hubo alguien que entendiera que la vida fuera de la iglesia es mucho mas real y difícil que dentro de las cuatro paredes de la iglesia.

Gracias a Dios entré a un instituto biblico y fue hasta entonces que encontré a alguien (el director) que me dio herramientas para vivir la vida cristiana que Jesús nos mostró, que me ayudó con mis pecados en lugar de juzgarme, y todo esto me hizo pensar en qué será de todos mis amigos que estaban igual que yo, simplemente motivados, pero no eran discipulados.

Yo sé que como humanos muchas veces nos equivocamos, pero si tú eres líder o estás ayudando a alguien a crecer espiritualmente déjame decirte que tienes una responsabilidad más grande de equivocarte lo menos posible, y quisiera dejarte con un pensamiento: Para alguien que se dedica de tiempo completo al ministerio (que ya casi vive en la iglesia) es mucho mas fácil resistir las tentaciones del mundo, porque casi no está en contacto con las cosas del mundo, pero para alguien que tiene que ir a la escuela o al trabajo todos los dias y convivir con amigos borrachos, drogadictos o simplemente inconversos, para alguien que tiene que aguantar a un padre borracho, que golpea a toda su familia, para alguien que tiene un(a) novio(a) no cristiano(a) no es tan fácil experimentar esa vida abundante que Jesús ganó para nosotros, así que, sería bueno considerar que aparte de darle versículos bíblicos a los discipulos, tambien se les dijeran cosas prácticas.

Creanme que no estoy en contra de los congresos de avivamiento y cosas por el estilo, creo que son necesarios, pero todo el fuego que el Espiritu Santo le pueda dar a alguno de tus discipulos en un congreso se va a apagar en un instante si no saben cómo enfrentar la vida. Espero que estas líneas puedan servir para que además de los estudios y reuniones que se dan acerca de la Biblia, también se puedan incluir cosas prácticas porque, aunque no nos guste, cada que salimos de la iglesia tenemos que enfrentarnos a una vida que es realmente difícil.