Daniel Sebastián Espinoza Ramírez
Fecha:

  •       |        

Resumen

Muchas veces queremos ver crecer nuestro grupo y buscamos maneras de atraer más jóvenes a las reuniones. Pero debemos evitar hacer cosas que desagraden al Señor. No debemos tener más jóvenes sin importar los métodos.

Contenido

Muchas veces nos hacemos esta pregunta, tenemos la intención y ganas que nuestro grupo crezca una multitud de jóvenes conozcan lo que nosotros vivimos, y sean salvados por aquel que murió en la cruz por todos.

Ahora la gran diferencia es que debemos saber qué es ganar y qué no es ganar un alma para Cristo.

A.- Lo que no es ganar un alma para Cristo

- Robar ovejas

Esto es un acto desleal y fuera del propósito de Dios, muchas veces se cataloga a las Iglesias Cristianas como un ejército que pisotea a sus propios combatientes. Esto no debe ocurrir en nosotros, no debemos andar buscando que otras iglesias se debiliten, nosotros debemos buscar la unidad a nivel cuerpo de Cristo, luchar juntos para rescatar a otros que no conocen de Dios.

- Inscribir miembros

Es un tanto penoso saber que Iglesias solo inscriben personas para luego a fin de año sacar balances, nuestro objetivo es que gente llegue a Cristo, no por una estadística para nuestra Iglesia, nuestro objetivo es que la gente se mantenga en la roca que es Cristo.

- Despertar emociones

No debemos generar que nuestros jóvenes vivan sólo de la emoción. Que si les ponemos una canción que les gusta la cantan, o que si no se hacen las cosas a la manera de ellos no asisten más a la Iglesia, porque no es la visión que él o ella tiene. Dejemos algo claro, los jóvenes tienen que estar contra viento y marea con Jesús, poder estar parados sobre el mar como Jesucristo lo pidió a Simón Pedro, que no nos bote una ola, o una multitud de problemas. Debemos enseñar que si aceptamos a Cristo, luego debemos crecer en conocimiento y fe, para lo cual necesitamos el discipulado. Es como un bebé que debe ser alimentado y cuidado para que pueda crecer y llegar a ser responsable de su propio crecimiento y obediencia a los mandatos de Jesús.


B.- ¿ Cómo ganar almas para Cristo?

- Instruir en la verdad

En la gran comisión que nos deja Jesús, nos explica que debemos enseñar que guarden todas las cosas que el mandó a decir, y que Él iba a estar siempre. Eso quiere decir que si enseñamos la verdad, Él nos respaldará y nos dará su apoyo y poder.

En Mateo 28:19-20 Dios nos dijo que debemos IR, y HACER discípulos a las naciones, pero discípulos de quién ¿Tuyos?, claro que no, ellos deben aprender de Cristo que es el verdadero ejemplo de vida y servicio.
Los Lideres y Pastores somos imperfectos, aunque vayamos camino a la perfección siguiendo los pasos de Cristo, y siempre debemos enseñar que los discípulos son del Maestro, Aquel que subió a una cruz por ellos.