Contenido

Les presento algunas alternativas de penitencias que puedan ocupar para sus dinámicas. Recuerden que éstas “jamás” deben dejar en vergüenza al joven, la idea es que él o ella también se ría con la penitencia.

Penitencias con tiempo
1. Tiene un minuto para que le escriban 20 autógrafos en el cuerpo (cualquier parte)
2. Tiene un minuto para juntar 10 cédulas de identidad que comience con la letra “A”
3. Tiene un minuto para juntar 15 pares de zapatillas con sus respectivas calcetas adentro
4. Tiene un minuto para encontrar 5 parejas de jóvenes que se atrevan a bailar un vals
5. Tiene un minuto para juntar 5 poesías inéditas escritas en el momento

Penitencias en lugares pequeños
1. Que cante una canción “desafinada”
2. Que haga los sonidos y la mímica del cuento que alguien más narra. Con vestuario.
3. Que escriba una palabra con su cuerpo (mímica corporal)
4. Que reconozca a la persona (cualquiera) mientras tiene sus ojos vendados. Tiene que tocarle la cara.
5. Que reconozca los sabores (cualquier cosa sirve)

Penitencias para lugares abiertos
1. Que encuentre 10 bichitos, 5 hojas verdes, 6 piedras planas, etc.
2. Que cruce (de un punto a otro) en brazos al joven más corpulento
3. Que cante una canción mientras tiene agua en su boca (tiene que estar mirando hacia arriba para que no se le caiga)
4. Que corra en “X” cantidad de tiempo un circuito con obstáculos
5. Que realice coreografías al ritmo de la música

Penitencias masivas
1. El moderador señala que deben seguir sus instrucciones, pudiendo ser estas mímicas, gestos, movimientos extraños, etc.
2. Que realicen un grito de guerra con figura humana (puede ser sobre el lema u otro motivo) Con un joven guía como moderador.
3. Que escriban en la mano del que tienen al lado, la cosa que menos les gusta de ellos mismos
4. Que le hagan un rico masaje al equipo ganador
5. Que realicen el sonido que se muestra en la imagen (puede ser en papel o en pantalla)

Espero que estas ideas puedan ayudarles en sus momentos de relajo con sus jóvenes.


Bendiciones...



Andrés Santibáñez O.
teatro.contrastes@gmail.com

Etiquetas: penitencias, castigos